Home » Salud » Aceite de Árbol de Té: beneficios, usos y efectos adversos

Aceite de Árbol de Té: beneficios, usos y efectos adversos

El Aceite de Árbol de Té es un aceite esencial con multitud de beneficios y usos: desde desodorante natural hasta colutorio. Suele ser de color amarillo pálido o incoloro, con un aroma similar al eucalipto o al alcanfor y con propiedades antibacterianas, antivirales, antiinflamatorias, antiprotozoarias y antifúngicas.

 

El aceite de árbol de té se destila de las hojas del arbusto Melaleuca Alternifolia. Es una planta nativa de Australia y utilizada por los aborígenes australianos para limpiar sus heridas y otras afecciones cutáneas.

 

Beneficios del Árbol de Té

 

Este aceite tiene un historial de 100 años como remedio natural. Los aborígenes Bundjalung aplastaban las hojas para obtener una pasta y aplicarla sobre la piel. También hacían té con las hojas para aliviar el dolor de garganta.

 

  • Propiedades antibacterianas

 

Sus propiedades antibacterianas se han estudiado desde 1940. Las bacterias como Streptococcus Pyogenes y Escherichia Coli se han investigado en laboratorios para ver como reaccionan con el aceite. Los investigadores descubrieron que el aceite podía atacar las membranas celulares de las bacterias y destruirlas.

 

El aceite de árbol de té podría tener un papel importante frente a la resistencia a los antibióticos. Las bacterias se están volviendo más resistentes a los antibióticos, por lo que encontrar soluciones alternativas es algo crucial. En varios experimentos las bacterias no mostraron resistencia alguna al aceite de árbol de té.

 

  • Propiedades antiinflamatorias curativas

 

Este aceite contiene el componente terpinen-4-ol que se relaciona con beneficios antiinflamatorios. En un experimento se descubrió que terpinen-4-ol podía reducir la inflamación causada por los ácaros que atacan la piel y los ojos. Este compuesto fue capaz de suprimir la producción de citoquinas pro-inflamatorias, que son moléculas de señalización que estimulan la inflamación corporal.

 

  • Propiedades antifúngicas sorprendentes

 

Otro de los beneficios de este aceite esencial es su acción antifúngica. Puede resultar de gran ayuda a la hora de tratar hongos como el moho, la tiña y los hongos de las uñas. Los investigadores se han centrado en la habilidad del aceite de árbol de té para combatir la propagación de la Candida, un tipo de hongo. Aparentemente ataca las membranas celulares del hongo y las daña para hacer que dejen de ser funcionales. Una vez más, el componente activo del aceite de árbol de té, terpinen-4-ol, desempeña un papel importante en la destrucción de los hongos. No es el único componente involucrado, sin embargo, ya que 1,8-cineol también ayuda a destruir las membranas celulares.

 

  • Propiedades antiprotozoarias únicas

 

Los protozoos son organismos unicelulares como Amoeba. Son parasitarios y pueden causar infecciones en la gente. Por ejemplo, el protozoo Plasmodium Falciparum causa malaria y mata 660.000 personas cada año. En varios estudios el aceite de árbol de té ha demostrado ser capaz de matar protozoos. Esta actividad antiprotozoo se relaciona con terpinen-4-ol.

 

  • Propiedades antivirales útiles

 

Los investigadores han descubierto propiedades antivírales en el aceite de árbol de té. Un estudio de la Universidad de Heidelberg en Alemania se centró en el virus del herpes simple, que puede causar herpes labiales y demostró que el aceite de árbol de té puede reducir la carga viral total de la infección. Otro estudio de la Universidad de Catania en Italia evaluó la habilidad del aceite de árbol de té para evitar que el virus de la influenza se reprodujera. De nuevo, parece que los componentes terpinen-4-ol y 1,8-cineol son esenciales para estas actividades.

 

Como aplicar el aceite de árbol de té

 

Debes utilizar una forma diluida del aceite. Nunca debe utilizarse sin diluir, en su forma más concentrada, directamente sobre la piel. Es mejor diluirlo en un aceite portador adecuado como el aceite de jojoba o el de coco. Para ello, debe añadirse una gota de aceite de árbol de té por cada gota del aceite portador.

 

Los dermatólogos recomiendan que la gente con piel sensible utilice el producto con precaución. En algunos casos puede empeorar la irritación cutánea. Debe aplicarse en una pequeña zona de la piel primero para ver las posibles reacciones.

 

Debido a su popularidad se encuentra en muchos productos. Puedes encontrarlo en champús, acondicionadores, lociones, cremas, geles, aceites de baño y ungüentos. La versión de aceite esencial, sin embargo, es la más versátil ya que puedes diluirla y añadirla a muchos productos.

 

¿Existen efectos secundarios del uso del aceite de árbol de té?

 

En general, la mayoría de los usos del aceite de árbol de té se consideran seguros y no tienen efectos adversos serios. Rara vez la gente desarrolla reacciones alérgicas, erupciones o irritaciones después de usarlo. Si se nota algún problema debe dejar de utilizarse inmediatamente y consultar a un especialista.

 

Hay muchísimos usos prácticos del aceite de árbol de té y no es el único aceite esencial que tiene algo que ofrecer. Considera aprender más sobre los aceites esenciales y que beneficios pueden tener para ti y para tu vida cotidiana.