Home » Salud » Cura tu resfriado con un buen té caliente

Cura tu resfriado con un buen té caliente

Un estudio reciente de la universidad de Cardiff ha demostrado científicamente que las bebidas (o caldos) calientes son ideales para mantener alejada la gripe durante todo el invierno.

En concreto, los caldos a base de apio funcionan como potentes quemagrasas cuando se consumen en ayunas. Otra opción es el consumo de té, como veremos a continuación. Su uso en dietas personalizadas cada vez está cobrando más importancia por las propiedades que se le atribuye.

Té verde, rojo y rooibos

Los tés verdes y rojos son consumidos por los países asiáticos desde tiempos ancestrales. No es una casualidad que las civilizaciones orientales se caractericen por la longevidad y por una correcta calidad física.

Estas bebidas son una gran fuente de antioxidantes y ralentizan el envejecimiento y la oxidación celular, causante de muchas enfermedades del siglo actual como el cáncer.

El té tiene propiedades termogénicas, aumentando el metabolismo basal y provocando así un mayor consumo de calorías. Esto es debido a los polifenoles, unas sustancias con acción diurética que ayudan en la eliminación de líquidos.

La teína es un excitante natural que debe ser controlada por aquellas personas que sufran hipertensión, problemas de ansiedad o con enfermedades cardíacas. Para estos casos es ideal el consumo de la variedad Rooibos, cuya cantidad de teína es mucho menor sin renunciar a las demás propiedades.

Éste último no es realmente un té pese a ser considerado como tal. Se trata de una hierba autóctona cuyo origen es el sur de África. No contiene cafeína y su contenido en taninos es únicamente la mitad que el té común. Otra propiedad es que no contiene ácido oxálico, por lo que evita irritaciones de órganos. La quercetina, además, posee propiedades antiinflamatorias.

Numerosos estudios atribuyen el consumo de este té al crecimiento del cabello y a su correcta salud, por lo que es cada vez más común encontrarlo en lociones capilares. En cuanto a términos de salud, también se usa para paliar problemas digestivos, náuseas, constipación y vómitos.

Con leche, agua, con un toque de miel o canela, el té es una opción saludable tanto en invierno como en verano.