Home » Empresas » Franquicias de ropa y calzado infantil: para niños de cualquier edad

Franquicias de ropa y calzado infantil: para niños de cualquier edad

franquicias de ropa y calzado infantil

Cuando se observan las diferentes franquicias de ropa y calzado infantil resulta interesante pensar en cómo ha avanzado la industria del vestido desde sus humildes y prácticos orígenes al presente. Simples pieles o telas que meramente cubrían el cuerpo, protegiéndolo de los elementos; evolucionaron hasta llegar a la amplia variedad actual, que cumpliendo aún esos papeles básicos, tiene ahora mayor significado.

Por ejemplo, observando lo que la gente viste podemos deducir algunas de sus características: nivel socio económico y de aseo, gustos o preferencias y estilo de vida. En el caso de los pequeños inferimos qué tan activos o cuidadosos son con sus prendas.

Etapas infantiles de la vestimenta

El término “niño” se usa para abarcar todas las edades desde el nacimiento hasta la adolescencia, sin embargo, en realidad hay numerosas sub-etapas con las que los padres experimentados se encuentran familiarizados o los primerizos van descubriendo. Y en la información pertinente a la vestimenta tenemos:

  • Bebés: mientras estén cálidos, limpios y cómodos, no les importa más nada, dejando a los padres la libertad de vestirlos como mejor prefieran; no obstante, el juego de quitarse los zapatos, medias y gorritos les es muy entretenido.
  • Niños pequeños: capaces de caminar y manipular objetos con sus manos, pero todavía sin la motricidad fina necesaria para ser cuidadosos. Requieren que la ropa sea resistente y a la vez fácil de lavar, debido a las inevitables manchas que adquieren al jugar.
  • Niños mayores: empiezan a tener opiniones sobre lo usado y quieren elegir ellos mismos sus prendas y combinaciones favoritas. Para ello, expresan sus gustos propios y lo que captan del entorno, que con suerte también será de la aprobación de los padres. Y aunque hayan variaciones de estilo, esta etapa durará el resto de sus vidas.

Al final, recuerde que lo trascendente no es tanto mantenerse a la vanguardia en el mundo de la moda, ni hacer que siempre sus hijos muestren las prendas más originales. Sino, lograr que ellos se sientan felices y cómodos con lo elegido, ya que esto representa quienes son en realidad y lo orgullosos que están de serlo.