Home » Empresas » Franquicias ropa infantil – Las que llegan a un siguiente nivel

Franquicias ropa infantil – Las que llegan a un siguiente nivel

franquicias ropa infantil

Si bien hay diversas franquicias ropa infantil y a simple vista todas ofrecen lo mismo, es oportuno, tanto para clientes como para inversores, reconocer algunos elementos que indican que no se trata de un negocio más del montón, sino que ya puede decirse que han ascendido a un nivel superior, y, por ende, merecen nuestra atención, sobre todo porque estamos hablando de un desembolso de dinero.

Para empezar, es bien sabido que los principales modelos de negocios que hay son los propios y las franquicias, aunque también se están perfilando con fuerza esquemas “piramidales”, que preferimos dejar de lado por lo controversiales que resultan. Con respecto a los dos mencionados al principio, se puede decir que su diversidad es tan amplia como las arenas del mar y que a diario abren y cierran, en ambas modalidades.

Poniendo la lupa en las franquicias de moda infantil listaremos algunos criterios para catalogar a las que consideramos en un nivel superior:

  • Fabricación propia: cuando una franquicia se inicia, es de suponer que sus niveles de venta no son muy altos, por lo tanto, carece de exclusividad en la fabricación de las prendes, lo que es lógico porque no se elaborará un número restringido de piezas, a menos que se pague un precio elevado por ello, haciendo poco rentable el negocio. En cambio, aquellas que tienen una salida importante de mercancía pueden convenir la creación de artículos con diseños exclusivos. Hay que decir que ciertas franquicias, a pesar de llevar tiempo operando no logran este factor.
  • Expansión: cuando vemos tiendas de la misma marca en diversas localidades, y que se van expandiendo a lo largo y ancho del país, en definitiva, es un buen indicio. Si además de ello, empiezan a abrir sucursales en otros países, se consolida el prestigio de la firma.
  • Franquiciados con más de una tienda: una de las mejores cartas que puede mostrar una franquicia es que sus propios franquiciados estén invirtiendo en abrir una segunda y, después, más sucursales de la misma firma. Esto demuestra a cualquiera que el negocio es rentable, por ello vale la pena repetir la experiencia.
  • Tiendas propias de los franquiciantes: si la central cree en su proyecto, lo lógico es que tenga sucursales con recursos propios, por consiguiente, verifique cuántas tiendas son propiedad de la firma.

Las opiniones siempre serán muchas, que se pasean de un extremo al otro, desde aquellos que despotrican a cualquier iniciativa hasta los que se lanzan a ciegas sin evaluar previamente. No obstante, están los hechos objetivos que hablan por sí mismos, como los listados previamente.