Home » Noticias » La impresión 3D en el mundo de la medicina

La impresión 3D en el mundo de la medicina

La impresión 3D ha evolucionado mucho desde su invención, puesto que anteriormente se utilizaba únicamente en el ambiente industrial, sin embargo actualmente esta ha llegado mucho más allá, llegando incluso a crear una rama de la medicina en 3D, donde lo predominante es utilizada en la fabricación de órganos, mediante el uso de las células y este tipo de impresoras para mejorar los cultivos de tejidos, creando así órganos los cuales podrían ser trasplantados a un paciente que lo necesite, logrando de esta manera agilizar el proceso de este tipo de procedimientos al no necesitar un donante externo.

Los avances en este campo no paran, puesto que en un centro de innovación de Skólkovo, algunos científicos rusos ya lograron realizar un trasplante exitoso, de un órgano impreso con una bioimpresora 3D, aunque de momento se utiliza únicamente para la creación de órganos de baja complejidad, como en este caso que fue de una glándula tiroides, que a diferencia del riñón o el hígado, no cuenta con ningún tipo de conducto que necesite ser fabricado para su funcionamiento, aunque se espera que pronto se puedan realizar este tipo de órganos de una manera rutinaria.

Por otra parte este tipo de impresoras no están destinadas únicamente a la impresión de órganos blandos, puesto que también se está estudiando el desarrollo de la impresión de huesos, cartílagos o incluso músculos, que son estructuras que se van regenerando solas, y por lo tanto tienen un grado de complejidad un poco más elevado, pero se han hecho grandes avances al respecto, puesto que ya existen impresoras que logran replicar estos órganos de una manera rápida, y así dejarlos listos para ser trasplantados a los pacientes que los necesiten, aunque de momento esto sigue en fases de investigación.

También la impresión en 3D no solo sirve para imprimir tejidos vivos, sino que si se llega a apoyar con otra tecnología médica como es la resonancia magnética, puede ayudar en gran medida a los cirujanos, puesto que se podrá hacer una réplica de la zona que se va a intervenir quirúrgicamente, y de esta manera el cirujano podría estudiar la mejor manera de hacer la cirugía, antes de entrar al quirófano, por lo cual el trabajo sería mucho más sencillo, implicando incluso menos riesgos al momento de realizar la cirugía, puesto que se parte desde un modelo del órgano afectado antes de realizar cualquier intervención en el paciente.

En conclusión, la impresión en 3D en la actualidad es una de las tecnologías que está revolucionando el campo de la medicina, porque gracias a ella pronto vamos a tener órganos que se podrán trasplantar fácilmente, y lo mejor sería que éstos no generarían una incompatibilidad con el paciente, puesto que estos serían generados a partir de las mismas células del paciente, por lo cual la compatibilidad del trasplante podrá ser prácticamente del 100%, evitando así rechazos por parte del cuerpo, ya que no se generaría una respuesta inmunológica contra el órgano trasplantado, por lo cual será un avance impresionante en el campo de la medicina, logrando mayores tasas de éxito en los trasplantes.