La atención sociosanitaria se ha convertido además de una profesión de futuro  en uno de los pilares más importantes de la sociedad actual.

 

Los técnicos en servicios sociosanitarios se dedican a prestar ayuda a las personas mayores o personas en situación de dependencia  que necesitan ayuda para poder seguir de forma normal su rutina diaria.

 

Este tipo de servicios  constan de dos  ámbitos, el sanitario y el social. los dos ámbitos se integran y se tienen que  coordinar a la perfección por los diferentes sectores de atención sociosanitaria.

 

Por lo cual todos los profesionales de los servicios hospitalarios,  de atención primaria los sociales y comunitarios deben tener una relación constante y estrecha. Este tipo de servicios los encontraremos tanto  públicos como de forma privada.

 

¿Pero con qué ventajas se encuentra la familia y el paciente?

 

La intervención de técnicos en atención sociosanitaria ayuda enormemente a la familia y al propio implicado para que la calidad de vida de estos sea lo mejor posibles. ¿Con qué ventajas nos encontraremos si contamos con su ayuda?

 

1.Promover autonomía.

 

Nuestros mayores y las personas que sufren algún tipo de dependencia normalmente ven limitadas sus capacidades.Desde las más leves a aquellas que les impiden realizar sus hábitos de higiene por sí mismos.

 

Los técnicos sociosanitarios además de acompañarlos y ayudarles en su ejecución están especializados en promover la autonomía.

 

Muchas veces la dejadez, la falta de tiempo o desmotivación hace que abandonemos el esfuerzo por intentar conseguir avanzar. La  falta de autonomía va aumentando progresivamente a la par que la autoestima del  enfermo disminuye y aumenta la carga familiar.

 

  1. Retrasar dependencia.

 

La intervención de un profesional hace que el deterioro  se detenga, que la persona recupere habilidades que había perdido  adquiera nuevas para compensar la pérdida de otras.

 

Esto influye de manera positiva en la persona dependiente, aumentando su autonomía y su autoestima. Facilita la descarga de responsabilidades a la familia ya que tendrán que estar menos tiempo pendientes.

 

  1. Promoción de hábitos de vida saludables.

 

La falta de memoria, la falta de motivación para cuidarse, la falta de autoestima o la  imposibilidad de ver una mejora hacen que los pacientes empiecen a tener conductas poco saludables.

 

Desde una dieta poco saludable, a horarios descontrolados, conductas autodestructivas (como fumar o beber) o el senderismo son hábitos que empeoran la calidad de vida. Los técnicos se encargaran de que se cumplan unos hábitos saludables.

 

 

4.Rehabilitación.

 

En el caso de que la persona necesite rehabilitación dispondrá de ella.Tanto como motora (accidentes, pérdida de capacidades por accidente) como psicológica (demencias, alteraciones en el habla…).

 

  1. Teleasistencia.

 

Los técnicos sociosanitarios cuentan con un dispositivo que mantiene el contacto con la persona la familia y el centro de atención. por lo cual aunque la persona pueda quedarse sola nunca estará desatendida.

 

  1. Apoyo para familiares.

 

La atención sociosanitaria y sus profesionales constituye un gran apoyo para los familiares de las personas dependientes. Ya que les alivian carga de trabajo, muchos familiares tiene que abandonar sus trabajos porque son incompatibles.

 

La seguridad de tener a un profesional cuidando de tu familiar es el mejor seguro de tranquilidad para la familia. Los  técnicos son personas duchas en técnicas para mejorar la calidad de vida de los pacientes y para conseguir mejoras.

 

No sólo tenemos a nuestro familiar bien atendido sino que el estrés causado a los parientes por  su enfermedad o accidente se ve disminuido. Ya que estos en muchas ocasiones no saben cómo actuar o  cómo ayudar.

 

Los técnicos en atención sociosanitaria serán su punto de apoyo y su referente, ya que no solo ayudarán al paciente sino que se encargará de informar a la familia de cual es el mejor modo de actuar para brindarle tanto a este como a ellos la mejor calidad de vida.