Cada año son más los peregrinos que se deciden a hacer el Camino de Santiago, bien sea por creencias religiosas o por el amor por la aventura. Esta singular experiencia, por lo largo de su ruta y lo variado de su topografía debe realizarse, solo después de tener una debida preparación física.

Adicionalmente es importante planificar muy bien la ruta a seguir para hacer el camino de Santiago con pareja sin percances y cubriendo todas las etapas. Ya que el itinerario que adoptes debe permitir que puedas hacer el Camino de Santiago de acuerdo a tus condiciones de salud y en el tiempo necesario.

El entrenamiento debe ser constante por lo menos el último mes para garantizar que puedas completar sin mayor esfuerzo la travesía. De ahí que a continuación te demos algunas sugerencias para realizar la Ruta Jacobea de manera saludable.

¿Cómo realizar la ruta de manera saludable?

Te ofrecemos algunas recomendaciones para hacer el Camino de Santiago de manera saludable.

¿Qué equipaje debo llevar?

El mínimo necesario: tres cambios de ropa son más que suficientes, una chamarra, linterna, lámpara, artículos de higiene y de primeros auxilios.

Además del contenido, debes procurar que sea una mochila de diseño anatómico y que cuente con cintas que puedas asegurar en el pecho y caderas, distribuyendo el peso en todo el tronco y no dejarlo solo en los hombros. Ideal que contenga varios compartimientos para llevar de manera ordenada tus enseres.

¿Qué recorrido diario debo realizar?

De marera realista debes calcular, de acuerdo a tu preparación física, cuántos kilómetros diarios puedes recorrer.

La media es de 30 kilómetros, pero si sientes que no puedes aguantar tantos, descansa a mitad de cada etapa. La idea es completar el recorrido, el tiempo en completarlo es secundario.

¿Usar bastones?

Cuando el camino es muy intrincado, con subidas y bajadas abruptas, el apoyo de un bastón es una ayuda muy necesaria. Puedes elegir entre los bastones especiales para senderismo y los tradicionales de madera con la punta metálica.

¿Cómo evitar desfallecimientos mientras hacemos el recorrido?

Una vez más, el entrenamiento previo es indispensable. Antes de comenzar el recorrido diario debemos calentar el cuerpo, hidratarnos de forma suficiente y alimentarnos de manera regular.  Comienza el recorrido temprano, para evitar las horas de mayor calor.

¿Qué cuidados especiales debes tener con los pies?

La parte del cuerpo que más sufre en estos recorridos son los pies. Comienza por elegir los zapatos adecuados para este tipo de expedición y utiliza calcetines que transpiren para evitar la humedad en los pies y la aparición de ampollas.

Meta lograda

Una vez culminado el recorrido dedica por lo menos un día para que recorras con total tranquilidad la cuidad de Santiago de Compostela.

Como veras, son sugerencias fáciles de segur para hacer el Camino de Santiago de manera saludable y una vez alcanzada la meta dedicarte a disfrutar de la ciudad y deleitarte con su rica gastronomía.