La enfermedad de Lyme es conocida principalmente por ser un padecimiento que transmite la garrapata.

Sin embargo, en el mundo médico se le conoce como la gran imitadora, debido a la sintomatología diversa que presenta, suele confundirse con otros trastornos o enfermedades.

Por todo eso, el tratamiento de la enfermedad de Lyme, se basa en cuatro fases terapéuticas, las cuales buscan lograr una recuperación completa. A continuación, vamos a contarte acerca de las dos últimas etapas.

Fase 3 y 4 del tratamiento de la enfermedad de Lyme

Fase 3 Trabajo Antibiótico en Casa.

Podrías decir que el tratamiento de la enfermedad de Lyme en casa, es quizás la favorita de los infectados, pues la sensación de recuperarse en casa podría no tener precio.

Se basa en un proceso que incluye antibióticos, estimuladores del sistema inmunológico, que a su vez buscan eliminar toxinas dañinas para el cuerpo, además se preinscriben medicamentos para tratar infecciones.

Lo esperado en esta fase, es que el paciente logre reducir la reproducción de la bacteria Borrelia en su sistema. Asimismo, se espera que el hígado y riñones funcionen correctamente, se busca la recuperación del sistema inmune.

Suele compaginarse la medicación en casa con visitas al hospital o clínica, para valorar la evolución de la enfermedad, pero esta decisión depende del historial clínico del paciente.

Fase 4 Análisis de respuesta del cuerpo.

Habiendo trascurrido dos meses aproximadamente del inició de la terapia de choque, se busca llevar a cabo la repetición de los exámenes, que comprueban el contagio de la enfermedad, para así tener una idea del cuadro clínico actual del paciente.

Una vez hecho esto, se procede a realizar una evaluación médica general, dependiendo de la respuesta genética que el paciente haya tenido a los antibióticos, se establecerá la terapia a seguir.

Básicamente esta última fase, depende de la respuesta del paciente a los tratamientos aplicados anteriormente, ya que la continuación de la aplicación de antibióticos depende de la capacidad de mejora que el sistema inmunológico, de esta manera, combatir la bacteria por sí mismo.

¿Una vez tratada, los síntomas podrían reaparecer?

El tratamiento de la enfermedad de Lyme suele basarse en el fortalecimiento de sistema inmunológico, para que, de esta manera el cuerpo pueda responder a la infección.

Sin embargo, los síntomas no suelen aparecer de nuevo si la enfermedad es tratada a tiempo. Aunque en fases avanzadas no sería posible determinar que ésta no resurja, cuando el sistema inmunológico se vea comprometido.

Para finalizar, es importante no olvidar que el la enfermedad de Lyme tratamiento es un proceso terapéutico completo, pero a pesar de que se podría tener una recuperación favorable, la prevención es vital, por ello sugerimos seguir las recomendaciones médicas al pie de la letra.