A la hora de realizar cualquier trabajo existen muchos factores que pueden ir en contra de la producción, pero cuando se trata de realizar traducciones, el profesional debe tener en cuenta que para realizar una traducción de calidad y poder cumplir con el cliente a tiempo existen elementos o factores que nunca debe descuidar.

A continuación se exponen una serie de factores que se deben tener en cuenta para gestionar la productividad a la hora de realizar un trabajo de traducción:

1.-Utilizar siempre el mismo idioma, tanto de partida como de llegada, a medida que se avanza en el tiempo se gana más velocidad, por la experiencia, confianza y seguridad que se adquiere.

2.-Especializarse en un tema específico y realizar las traducciones siempre sobre el mismo tema.

3.-Establecer un horario y un tiempo determinado para iniciar y dar termino a una traducción en específico. Cuando se tienen varios trabajos pendientes, genera estrés y por lo general el traductor tiende a bajar la productividad. Tener un horario aumenta la productividad.

4.-Dentro del horario establecido, incluir descansos cada dos o tres horas, de diez a quince minutos, lo cual le permitirá descansar tanto la mente como la vista.

5.-Establecer metas de productividad tanto diaria, quincenal, mensual y llevar un control sobre el rendimiento.

6.-Para iniciar la traducción, realizar un borrador inicialmente, lo cual le permitirá arrancar, sobre todo cuando se tiene por delante traducciones consideradas difíciles o de envergadura.

7.-Crear plantillas de traducción y mantenerlas en un archivo, esto apoya en documentos repetitivos, lo cual ahorra tiempo, redundando en la productividad.

8.-Utilizar herramientas tecnológicas, es uno de los elementos que generan un buen nivel de productividad, ya que apoyan sustancialmente en las traducciones, en el ahorro de tiempo, esfuerzo.

9.-Realizar glosarios, sobre todo con aquellas palabras que son difíciles de traducir y son repetitivas dentro de la especialización al cual se dediquen. Tener a mano los glosarios ahorra tiempo, dinero y esfuerzo.

10.-Organizar todo el material que se va a necesitar o a utilizar antes de iniciar el proceso de traducciones, tales como glosarios, diccionarios, artículos de interés, libros de la especialización, entre otros.

11.-Aquellas palabras que se repiten muy frecuentemente sustituirlas por sinónimos para mejorar la calidad de la traducción, de allí la necesidad de siempre tener a la mano un diccionario de sinónimos y antónimos.

12.-Cuide su postura durante la realización de su trabajo, ya que normalmente se suele pasar muchas horas frente al ordenador, lo cual puede acarrear dolores, que repercuten considerablemente en el nivel de productividad.

13.-Mantenga su sitio habitual de trabajo ordenado y limpio.

14.-Mantenganse enfocado, concentrado y atento durante las horas de trabajo.

15.-Mientras trabaja evite revisar las redes sociales y el correo, organícese y establezca durante las horas de descanso la revisión de las mismas.

16.-Cuide sus manos, muñecas y dedos, ya que son los que realizan mayor esfuerzo a la hora de realizar las traducciones.

17.-Realiza ejercicios de estiramientos para mantener la relajación y concentración antes de empezar a realizar las traducciones.

18.-Cuida la salud, aliméntate bien y sano y realiza ejercicios físicos.

19.-Medita, eso ayuda a mantenerse centrado y concentrado y ayuda a manejar el estrés.

20.-Cuide el ambiente donde trabaja, mantenga una buena iluminación, ventilación y libre de ruidos molestos.

A  la hora de prestar un servicio de traducciones tenga en cuenta lo siguiente:

  • Establecer objetivos diarios o semanales, en función del trabajo que tengas, es esencial. A partir de allí podrás también organizar tus tiempos de ocio, de salida con amigos o de descanso.
  • Aprenda a decir “No”, evalúe si realmente está en capacidad de realizar el servicio que le están solicitando.
  • Recuerde que existen imprevistos, para lo cual debe estar preparado, por eso evalúe bien los plazos.
  • Aprenda a seleccionar clientes y a eliminar aquellos que se pueden convertir en un problema.
  • Aprenda a ser flexible.
  • Realiza las tareas más complicadas o que necesitan de tu mayor atención al principio del día, con toda tu energía, y las más sencillas al final.
  • Capacítate, mantenerte al día, aumenta la productividad.
  • Aprende a utilizar las herramientas de las traducciones, infórmate sobre lo nuevo en esta área, la innovación siempre trae nuevas maneras de abordar un trabajo, lo cual siempre redundara en al aumento de la productividad.
  • Es importante que te esfuerces por lograr un equilibrio sano que te permita ser feliz con tu profesión.
  • Brinda a tus clientes, seguridad y confianza.

¿Cómo se puede aumentar la productividad?

Sentar las bases de la verdadera rentabilidad, viene de la mano de la productividad, por ello se debe buscar el aumento de la misma, revisando los siguientes aspectos que determinan la productividad:

.-La velocidad de la escritura, quizás considerándose el condicionante más simple y evidente, ya que la velocidad a la que se introducen los datos en el ordenador a través del teclado, determinaran directamente el volumen de traducción realizado.

.-Velocidad en la traducción; viene dada por la rapidez mental con la que seamos capaces de encontrar la equivalencia idónea de sintaxis y el significado en la lengua de destino, a la vista del texto original.

.-La comodidad que tengamos en nuestro ambiente de trabajo influye directamente en el rendimiento, para ello debe tenerse en cuenta lo siguientes:

  • Una buena silla
  • Una mesa espaciosa
  • Una buena postura
  • Reposa muñecas en el teclado
  • Reposa muñecas en la alfombrilla del ratón
  • Reposapiés
  • Pantalla grande (a la distancia adecuada)
  • Correcta iluminación
  • Controlar el nivel de ruido
  • Realizar descansos periódicos

.-Tener un  ordenador en óptimas condiciones, como parte fundamental de las herramientas de trabajo, se hace indispensable que este se encuentre en las mejores condiciones, potenciar su productividad realizando el mantenimiento preventivo, correctivo necesario. Actualizar los programas constantemente para que funcionen a cabalidad.

.-Realizar copias de seguridad, de todas las traducciones que se realicen, para evitar sorpresas desagradables.

.-Tener acceso inmediato al material de consulta, multiplica la velocidad a la hora de solventar una duda.

.-Organizar el escritorio del ordenador, para tener acceso a los archivos de manera inmediata, estructurar sistemáticamente todos los archivos y personalizar el menú de inicio.

.-Mantener el sistema operativo del ordenador limpio, con el fin de no ralentizar las operaciones con programas que no sean necesarios. Se debe limpiar periódicamente el sistema con programas pensados específicamente para ello.

.-Personalización de los programas de traducción, si se trabaja habitualmente con un programa de traducción asistida, lo mejor es personalizar el acceso a todas las funciones más frecuentes: abrir, copiar, cortar, borrar, guardar, cambiar de segmento, copiar segmento original, saltar al siguiente segmento no traducido, etc. El cambio de rendimiento que se experimenta agilizando todas estas operaciones puede ser sorprendente.

.-Mantener la protección del ordenador con un antivirus, y mantenerlo actualizado, utilizar cortafuegos.