Durante el verano y la época de las vacaciones el turismo se incrementa en Europa, esto influye de manera positiva en la economía de quienes trabajan en el sector turístico, quienes proveen sus servicios a los turistas, esto incluye al sector alimenticio.

Son muchos los restaurantes y hoteles que debido a la gran afluencia de turistas, necesitan contratar más empleados, a fin de poder atender adecuadamente a todos los clientes, esto es una gran oportunidad para quienes buscan un trabajo temporal durante estas fechas.

La ley establece por medio del Real Decreto Ley 202/2000, al Real Decreto 109/2010 y al reglamento europeo CE 852/2004, que cualquier trabajador que de acuerdo a su actividad laboral deba tener contacto directo con los alimentos.

Bien sea durante su preparación, transformación, fabricación o elaboración, durante su traslado, distribución o venta, está obligado a tener un certificado de manipulador de alimentos, para poder ejercer su actividad.

Cualquier empresa que trabaje en el sector alimenticio debe asegurarse que sus trabajadores dispongan de los conocimientos para manipular adecuadamente los alimentos; así podrán cumplir con la ley y velar por la salud e higiene de sus clientes en todo momento.

 

¿Por qué se Necesita un Carnet de Manipulador de Alimentos?

Eventualmente se han dado a conocer casos en donde las personas han resultado intoxicadas, debido al mal estado de los alimentos que han ingerido en cualquier restaurante o local de expendio de comida.

En base a esto y a los riesgos ligados a  ello, la legislación establece que todas aquellas personas que trabajan manipulando de alguna manera los alimentos deben cumplir con ciertos requisitos.

La manera de afirmar que la persona tenga todos los conocimientos y técnicas adecuadas para la manipulación de los alimentos es por medio de la obtención del carnet de manipulador de alimentos.

Esto aplica para quienes desean dedicarse de manera profesional o solo por un trabajo de temporada, a cualquiera de las actividades que impliquen la manipulación de los alimentos.

Cuando llegamos a un restaurante o algún local de venta de comida, solo pensamos en lo que queremos comer, pero nunca se piensa en la cantidad de personas que han podido tener contacto con los alimentos que estamos a punto de consumir.

Por lo tanto es indispensable que todas las personas que estén involucradas a lo largo de la cadena de manipulación de esos alimentos, estén calificadas para cumplir con su tarea, de esta manera se reducen al mínimo los riesgos de contaminación y posibles intoxicaciones.