Muchos clientes llegan a nuestra agencia de marketing online después de haber probado  suerte por ellos mismos o lo que es peor, haber probado con otra agencia sin resultados. Ven que su estrategia hace aguas y no saben por qué, dónde ha fallado o dónde les ha faltado más  iniciativa.

Por ello hemos decidido hacer esta peculiar lista de los errores más garrafales que vemos en cuanto a estrategias de marketing. Si quieres que tu estrategia funcione intenta alejarte lo más que puedas de ellos, atento:

1. Empresas que se presentan sin estrategia clara o directamente sin ninguna

Son muchos los directores de empresas digitales que creen que teniendo el mejor producto del mercado los clientes les lloverán del cielo como en la famosa canción. Y lo vemos muy a menudo, hoy todavía son muchas las empresas que creen no necesitar implantar estrategias de marketing.

Si lo pensasen por un momento verían que incluso las grandes empresas dedican parte de sus fondos a hacer marketing online y offline. De hecho las sumas que gastan en publicidad y marketing son mucho mayores que las que invierten en crear nuevos productos o servicios.

A las pequeñas empresas no les vale la excusa de que no tienen tanto dinero que invertir, ya que las estrategias de  marketing suelen ser muy rentables. No nos vale con tener el mejor producto, tenemos que conseguir que la gente lo sepa.

2. Tu propuesta única de venta no marca la diferencia

Está claro que en el mundo en el que vivimos, un mundo en el que cualquier persona que haga una búsqueda sobre cualquier sector encontrará más de cincuenta opciones aceptables, tenemos que desmarcarnos del resto del mercado.

Para ello tendremos que pensar por qué debería elegirnos nuestro cliente ideal por encima de la competencia. Tenemos que despuntar por encima de todos aquellos que ofrecen soluciones parecidas a las nuestras.

En resumen tiene que llegarle la idea a nuestro cliente de que vamos a ser nosotros quienes vamos a resolver su problema, que puede confiar en nuestra labor y que además vamos a hacerlo como nadie. 

3. Focalizarse en el tráfico web

Está claro que si no tenemos tráfico en nuestra web no vendemos, pero si nos focalizamos solamente en el tráfico tendremos un cien por cien de probabilidades de no vender. Querer más visitas en la pÞagina web está  bien siempre y cuando sepamos PARA QUÉ las queremos.

4. Falta de captación de leads

Las visitas están bien siempre que se queden en nuestra página. Un lead es un cliente potencial (un nombre y un email de alguien que va a comprarnos en un futuro). ¿Cómo se capta un lead? A través de un magnet o contenido gratuito (muestra, curso, algo que le llame la atención y nos deje sus datos).

5. No crear una comunidad

La mayoría de empresas se centra tanto en promocionarse a sí mismas que olvida completamente a su audiencia. Una estrategia demasiado corporativa hará que tarde o temprano tu audiencia sienta que la ignoras y te dejen de lado.

Por lo tanto deberemos centrarnos más en abordar las necesidades y problemas de nuestros clientes.

6. Recortar costes en publicidad online

Sabemos que el SEO es una de las estrategias más eficaces para llegar a futuros clientes, pero la publicidad online es un componente muy importante a la hora de captar clientes, hacer crecer tu base de datos y claro está, tu negocio.

Por lo tanto siempre tendremos que reservar presupuesto para campañas online, ver que canales utilizaremos y a qué público concreto irán estas campañas.

7. No utilizar la base de datos para vender

Encontramos que a nuestra agencia SEO llegan empresas que tienen una imponente base de datos pero que no hacen nada con ella. Pensad que todos esos leads son clientes potenciales, si han comprado por ejemplo en una tienda online un champú, ¿por qué no iban a comprar un tinte o una mascarilla en un futuro?