Actualmente, la mayoría de las empresas relacionadas con el sector de la construcción, las reformas y la rehabilitación de edificios optan por alquilar las plataformas elevadoras que necesitan en empresas de prestigio como Globen, en vez de comprarlas. Sin duda, es la opción más eficiente, dado que así la compañía o los autónomos que las necesitan no tienen por qué preocuparse de conseguir suficientes fondos para una inversión inicial, ni tener en cuenta los problemas relacionados con su mantenimiento y almacenamiento. Asimismo, con el alquiler, estas empresas pueden elegir diferentes plataformas elevadoras según las necesidades de cada caso, en vez de verse limitados por una cantidad muy limitada de posibilidades. Sin embargo, escoger la plataforma elevadora más adecuada para nuestras necesidades no es siempre una tarea fácil pues, dependiendo de la tarea que tengamos que abordar, un tipo de plataforma elevadora nos vendrá mejor que otra. Así pues, en las siguientes líneas, te vamos a presentar tres aspectos que debes tener en cuenta a la hora de alquilar tu plataforma elevadora:

 

1.-La altura del edificio donde se va a trabajar. Puede parecer algo obvio, pero probablemente te sorprendería saber la gente que va a alquilar una plataforma elevadora sin saber realmente la altura que necesita alcanzar. Asimismo, también es muy fácil pasar por encima detalles como la necesidad de pasar por encima de ciertas partes del edificio, que implica que la plataforma necesite tener mayor altura y capacidad de maniobra para alcanzar el punto deseado. Por ello, para elegir la plataforma elevadora que mejor se adapta a tus necesidades, es necesario que sepas, con la mayor exactitud posible, la altura que deben alcanzar los trabajadores con comodidad, así como cualquier tipo de obstáculo que pueda necesariamente ampliar la altura que la plataforma debe alcanzar. Por ejemplo, si acudimos al catálogo de Globen, no es lo mismo contar con una plataforma elevadora unipersonal, que supera los ocho metros de extensión, que una plataforma articulada eléctrica, que puede tener una extensión de algo más de dieciséis metros. Por lo tanto, lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de alquilar una plataforma elevadora es conocer exactamente la altura que necesitas que alcance y elegir una que sobrepase esa necesidad.

 

2.-La capacidad de maniobra que necesitas: Dependiendo de la facilidad de acceso y de la libertad de movimientos que requiera el trabajo que debes hacer, necesitarás una plataforma elevadora u otra. Asimismo, también hay que tener en cuenta la exactitud de movimientos que necesitas que tenga la cabina de la plataforma elevadora que vayas a elegir, pues no es lo mismo, por ejemplo, pintar una pared que arreglar un agujero que se encuentra en un lugar muy determinado. Así pues, no te servirá para realizar el mismo trabajo una plataforma de tijera a diésel, cuyo rango de movimientos suele limitarse al ámbito horizontal, que una plataforma de oruga que tiene una capacidad de giro de 360º, como aparecen disponibles en empresas de alquilar de plataformas elevadoras de prestigio como Globen. Por lo tanto, ten en cuenta la capacidad de maniobra que necesitas que tenga la carretilla elevadora de tu elección. Te puede ahorrar muchos problemas.

3.-La distancia frente al edificio y lo que te tienes que mover a su alrededor: Antes de escoger una plataforma elevadora, es muy importante que inspecciones tanto el edificio en sí como el entorno donde se va a desarrollar la obra que vas a realizar. En ocasiones, no es posible poner la plataforma elevadora muy cerca del edificio, por lo que hay que tener esto en cuenta a la hora de escoger un tipo de plataforma que nos permita salvar ese escollo. De la misma forma, en muchas ocasiones no hay que hacer una única obra en una parte muy determinada de un edificio, sino mover la plataforma elevadora con cierta asiduidad para llegar a varias partes del mismo. Si este último es tu caso, también tendrás que dar prioridad a modelos que permitan una movilidad mayor de la plataforma para acceder a todos los rincones. Por ejemplo, si visitamos el catálogo de Globen, podrás ver plataformas elevadoras con una fijación especial para territorios inestables, como las plataformas de oruga o telescópicas, u otras que permiten una fácil movilidad, como las plataformas sobre camión. Por lo tanto, sea cual sea el trabajo que vas a realizar, acuérdate de tener siempre en cuenta el entorno y la cantidad de obras para hacer antes de elegir una plataforma elevadora determinada.

 

El alquiler de plataformas elevadoras es un medio sencillo, asequible y seguro de conseguir la maquinaria que necesitas para realizar tu trabajo. Sin embargo, como ocurre con cualquier otro aspecto de tu labor, debes saber muy bien qué es lo que necesitas antes de elegir una. Comprueba cuidadosamente todas estas cuestiones antes de alquilar tu plataforma elevadora y hazlo siempre en empresas de calidad como Globen. ¡Saldrás ganando!